¿La Roma de Nerón?

Tal vez muchas personas se hagan una idea al escuchar la palabra Nerón, ligándola al emperador de Roma, es decir a quien solía ser el hombre más poderoso en la antigua Roma.

Pero el nombre de esta entrega cobrará sentido al final de estas líneas, por lo pronto debemos centrarnos en el momento actual de nuestro México.

A nivel Nacional puede resultar complicado analizar situaciones, ponderar posibilidades, buscar lo “políticamente correcto”, esperar los tiempos electorales, y otros temas relacionados con el tema tan llevado y tan traído del Ejercicio Revocatorio del Mandato del Presidente de la República, por lo tanto propongo como ejemplo en lugar de un país completo, el nuestro por cierto, hacer el ejercicio partiendo del supuesto, sólo para utilizar el símil, de que somos parte de los accionistas o del Consejo de Administración de una empresa.

Esta empresa en la que hemos invertido nuestro dinero, en la que tenemos intereses importantes, ha tenido a lo largo de su historia ocupando el puesto de Director General a diversos personajes, algunos muy capaces, otros no tanto, algunos muy honrados, otros no tanto, algunos verdaderamente ineptos y dentro de todo ese abanico hay un empleado que de tanto postularse al puesto a lo largo de varios años, finalmente logró que se le diera la oportunidad, llegó por lo tanto a nuestra empresa con grandes promesas, hablando de terminar con las malas prácticas que pudeiran haber tenido sus antecesores, modernizar la institución, construir una sólida red de proveedores y clientes, fidelizando a ambos y crear un ambiente de trabajo en el que la gente sería lo más importante y que habría estímulos diversos según el desempeño.

Sin embargo, después de tres años de desempeño, y de diversas ocasiones en que los accionistas y el Consejo de Administración le han hecho ver que no están satisfechos con sus resultados, este director general insiste en seguir un camino totalmente diverso al que prometió cuando se le contrató para desempeñar el cargo. Y resulta que en lugar de la sólida red de proveedores, lo que hizo fue cancelar los contratos con la mayoría de ellos, por razones de supuestas malas prácticas, que a la fecha no ha demostrado; en lugar de fidelizar a los clientes se ha dedicado a incumplir con sus expectativas, ha bajado la calidad de los productos, ha llevado a la desaparición algunos de los productos estrella de la empresa, que nos estaban dando muy buena participación en el mercado y no ha logrado desarrollar ni colocar en el mercado ni siquiera un nuevo producto o servicio. Y en lugar de los estímulos y de la creación de un gran ambiente de trabajo, se ha dedicado a sembrar la división al interior de la institución, ha enfrentado a los trabajadores sindicalizados con los de confianza, a los empleados de confianza los ha puesto en contra de los jefes de área, y a éstos en contra de los gerentes medios, así como también a la alta gerencia con los mandos intermedios, ridiculizando y denostando a unos y a otros.

Desatiende los aspectos estratégicos de la empresa, perdiendo de vista tanto el entorno como el futuro, y solamente se ha dedicado a tratar de vender su imagen ante nosotros los accionistas, mientras que la empresa va perdiendo competitividad, posiciones en el mercado, bajas en la rentabilidad y ahora se enfrenta a la posibilidad en el futuro cercano de llegar al despido de capital humano, cerrando la ventana de oporutunidad a la empresa de ser generadora de riqueza en sentido amplio, es decir, no solamente dinero y no solamente para los accionistas, sino riqueza en sentido extenso, utilidades, seguridad y salud en el trabajo, ampliación de la competitividad y acciones socialmente responsables y comprometidas con el medio ambiente.

Ante este panorama hay gran confusión entre los miembros del consejo y de los accionistas, pues el discurso de este director deslumbra todavía a algunos, mientras que otros todavía están dubitativos en cuanto a si se le tiene que llamar a cuentas, hacerlo corregir el rumbo, cosa que ya se ha intentado en el pasado, a raíz sobre todo de la queja constante del personal, proveedores y clientes de la falta de cumplimiento de los compromisos y promesas. Además de que tiene un grupito minúsculo de “consentidos” a los que les tolera todo lo que hagan con tal de que le digan a todo Sí señor.

Hay un grupo de accionistas que está tratando de convencer a los demás de que ha llegado el momento de rescindirle su contrato, y retirarlo del mismo por la vía legal, terminando la relación laboral ante la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje, pagando la liquidación conforme a derecho, antes que seguir permitiendo que acabe con las fortlezas y recursos de la institución, hasta que llegue el momento en que ésta sea inviable.

¿Que harías tú si fueras accionista de esta empresa?, ¿seguirías esperando pacientemente viendo como este inepto diretor general va debilitando paulatinamente cada una de las fortalezas de tu empresa, destruyendo su prestigio y poniendo en peligro su viavilidad económica y social?, ¿apoyarías lo “políticamente correcto”, porque tiene un contrato? Cuando tus hijos o nietos te pregunten qué pasó con tu empresa cuando vean las fotografías, los objetos conmemorativos, las insignias y trofeos en la sala de tu casa y sean solamente recuerdos de lo que un día fue tu gran empresa. ¿Les vas a decir la verdad y te sentirás orgulloso de ella? ¿Aceptarás que te quedaste cruzado de brazos y que no te decidiste a tomar acción, difícil pero necesaria? ¿Aceptarás con la frente en alto los reclamos que entonces te hagan?

Piénsalo bien, porque esta empresa de la que estamos hablando es Nuestra Querida Patria y está siendo sistemáticamente destruida, en sus valores y principios, en sus estructuras económicas, ahí tienes el caso de PEMEX, que ya venía bastante dañada pero ahora es realmente un cadáver, lo mismo que la CFE, misma que enfrenta actualmente demandas internacionales por incumplimiento de contratos de energías limpias y la necedad de seguir utilizando carbón y combustóleo, sucios y costosos en la generación de energía eléctrica, ahí tienes el sistema de salud, que prometió que sería como el de los países de la Unión Europea, y lo que tenemos es la desaparición del Seguro Popular y la sustitución por el quién sabe por no decir INSABI, o qué me dices de la creación del flamante Banco del Bienestar, mediante el cual pretende tener una red nacional para lavado de dinero de sus socios de los negocios sucios, el dispendio irracional de recursos en proyectos inviables y además destructores de zonas invaluables por su biodiversidad como son las zonas de manglares que ha destruido por la refinería de Dos Bocas, que no estará terminada en el plazo prometido y que costará mucho más de lo que presupuestaron, o como el Ferrcarril Maya, que está destruyendo la zona más importante de acuíferos subterráneos y gran parte de la zona de cenotes, buscados por exploradores y amantes de la naturaleza provenientes de todas partes del mundo a los rincones de la península de Yucatán y que ahora están siendo destruidos por estos proyectos que por capricho de la autoridad no cuentan con estudios de impacto, costos bioambientales que no se van a regenerar en décadas, una central avionera llamada Felipe Ángeles, que va a funcionar con vuelos desviados de manera forzosa gracias a un decreto que ya se expidió, mediante el cual se declara la saturación del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, siendo que ni siquiera las vialidades que le van a dar acceso están terminadas y quedan solamente 15 días para el 21 de marzo, día en que está prevista la inauguración, todo por su caprichosa “identificación y comparación” con Benito Juárez.

No tiene caso citar otros ejemplos, salvo uno quizá, porque marca un hito en la vida nacional, porque marca el inicio de la violencia social en el terreno deportivo, sí, me refiero a lo sucedido hace unos días en el estadio La Corregidora de Querétaro, en el que la presencia de provocación orquestada puso de manifiesto lo que estaba ya latente, el descontento social y generalizado, que puede ser utilizado para la desestabilización social a gran escala por alguien a quien le interesa mucho que los reflectores de las notas periodísticas y de redes sociales pierdan el interés por el Gran Tema que no ha sido explicado ni aclarado, de la corrupción flagrante en la familia directa del presidente.

La violencia social es precursora de medidas totalitarias de control y o de represión, en las que quien ejerce el poder y lo ha venido concentrando en su perosna de manera sistemática, dando poder a las instituciones castrenses y de guardias personales como lo es la Guardia Nacional, al más puro estilo de las Guardias Pretorianas cuya única misión era la protección del Emperador en la época del Imperio Romano. Ya nos acercamos al título de esta publicación, ¿La Roma de Nerón?, una época de la historia sobre la que la mayoría de los testimonios históricos que existen en la actualidad coinciden en calificar de mal gobierno y de tragedia para Roma, bajo cuyo mandato tuvo lugar uno de los grandes incendios de la Ciudad Eterna, cuya amplia zona destruída por el fuego fue “casualmente” el lugar donde el siniestro personaje mandó edificar un palacio impresionante concido como la Domus Áurea, de triste historia por todas las traiciones y deshonras que en su interior se urdieron, incluyendo la muerte de diversas personas de la más elevada clase social y política, incluída la muerte del emperador Domiciano, asesinado en dicho palacio en una conjura planeada por sus colaboradores cercanos, apoyados ni más ni menos que por gladiadores del Circo Romano, en el que eran los gladiadores los que morían peleando sólo por diversión para el pueblo, pagada por los empradores y también para su propio beneplácito.

Me viene a la memoria el significativo poema de Juan Antonio Cavestany, titulado “En el circo romano” del que a continuación transcribo unos fragmentos, pero quiero que cuando leas el nombre del condenado a muerte, llamado Marciano, no te imagines a un hombre que muere inocente a manos de un tirano, piensa en México, que se debate también entre la vida libre o la pérdida de la libertad, y de la vida.

...gritó la multitud con un rugido
por lo terrible, semejante al trueno.
Como si aquel insulto hubiera dado vida de pronto 
y fuerza al torturado,
Marciano al escucharlo, irguióse altivo,
desprendióse del brazo de los siervos,
alzó la frente, contempló a la turba
y con raro vigor, firme y sereno
cruzando solo la sangrienta arena,
llegó al pie mismo del estrado regio.

Puede decirse que el valor de un hombre
a más de ochenta mil impuso miedo,
porque la turba al avanzar Marciano
como asustada de él guardó silencio;
llegando a todas partes sus palabras
que resonaron en el circo entero:
-César -le dijo- miente quien afirme
que a Roma he sido yo quien prendió fuego.
Si eso me hace morir, muero inocente
y lo juro ante Dios que me está oyendo...

...No dijo más, tranquilo y reposado
acabó su discurso, al mismo tiempo
que un enorme león saltaba al circo
la rizada melena sacudiendo.
Avanzaron los dos, uno hacia el otro,
él los brazos cruzados sobre el pecho,
la fiera, echando fuego por los ojos,
y la ancha boca, con delicia abriendo...

...Llegaron a encontrarse frente a frente,

...la fiereza venció, lanzó un rugido,
se arrastró lentamente por el suelo
y de un salto cayó sobre su víctima.
En estruendoso aplauso rompió el pueblo.
Brilló la sangre, se empapó la arena
y aún de la lucha en el furor tremendo,
Marciano con un grito de agonía
-Te perdono, Nerón -dijo de nuevo.
Aquel grito fue el último; la zarpa
del feroz animal cortó el aliento
y allí acabó la lucha. Al poco rato
ya no quedaba más de todo aquello
que unos ropajes rotos y esparcidos
sobre un cuerpo también roto y deshecho,

una fiera bebiendo sangre humana
y una plebe frenética aplaudiendo.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s